Las Vegas Too

Pages

Iglesia de Dios del Séptimo Día, El Paraiso, Honduras

Deben los cristianos celebrar el año nuevo

¿DEBEN LOS CRISTIANOS
CELEBRAR EL AÑO NUEVO?
Tema posteado por Elmer Alarcon el 9/3/12
tomado de Congregaciones unidas de la Iglesia de Dios del 7 día



Hoy en día, la víspera del Año Nuevo es el período en que la gente degenera en excesos de licor y desorden social. La actitud moderna parece ser: "¡Desenfrénate en la víspera del Año Nuevo, y empieza de nueva cuenta el Día Primero del Año!".

Los propósitos del Año Nuevo son huecos y sin significado alguno, usualmente sólo son palabras. Muy pocas personas hacen cambios duraderos.

La mayoría parece haberse convencido de que Dios queda fuera de estos aspectos humanos, es decir, que Dios nada tiene que opinar en relación a las orgías, borracheras y la conducta promiscua de los hombres.

¿Será realmente así? O, ¿tiene Dios que decir algo acerca del Año Nuevo ¿Disculpa Él la observancia de este festival pagano? ¿Qué acaso no es bueno celebrar el inicio de una nueva vida?

Breve historia del Año Nuevo
El registro más antiguo y conocido del Año Nuevo data del año 2000 a.C. en Mesopotamia, cuando el Año Nuevo (Akiu) comenzaba con la luna nueva más cercana al equinoccio de primavera (mediados de marzo en Babilonia). Como se puede observar, entre los antiguos pueblos el inicio del año estaba determinado por diferentes eventos de la naturaleza, tales como el equinoccio de primavera (21 de marzo) u otoño (del 22-23 de septiembre), o el solsticio de verano (21-23 de junio) o invierno (21 o 22 de diciembre). En Egipto por ejemplo, el inicio del año estaba determinado por el resurgimiento de sirio, la estrella más brillante del cielo. El fenómeno coincidía con el desbordamiento del Nilo, importante para la fertilización de las tierras.

Los antiguos Egipcios, Fenicios y Persas comenzaban su año nuevo con el equinoccio de otoño, mientras los griegos lo empezaron a hacer hasta el siglo IV a.C., observando su año nuevo con el solsticio de invierno.

Muchos pueblos antiguos llevaban a cabo rituales para alejar o quitar lo pasado, y a la vez purificarse para el año nuevo. Por ejemplo, algunos extinguían los fuegos que habían empleado, para usar otros nuevos. Los Celtas por su parte, celebraron su año nuevo el 1º de noviembre, marcando con ello el fin del verano y la cosecha, y el inicio del frío y el oscuro invierno. Ellos encendían fogatas sagradas para espantar y alejar a los espíritus malignos y honrar a su dios el sol.

Los Romanos antiguos acostumbraron darse unos a otros ramas de los árboles sagrados como regalos de Año Nuevo, y posteriormente comenzaron a darse nueces cubiertas de oro o monedas impresas con imágenes de Jano, el dios de las puertas y los principios, las cuales tenían dos rostros (una mirando hacia atrás y otra hacia adelante). El mes de "January" (enero en español) fue nombrado en honor del dios Jano.

En el año republicano romano, el año iniciaba el 25 de marzo; después del año 153 a.C. la fecha de inicio pasó a ser el 1º de enero, y fue confirmada posteriormente por el calendario juliano en el año 46 d.C. En los tiempos medievos la mayoría de la Europa cristiana consideraba el 25 de marzo (día de la anunciación) como el principio del año, aunque para la Inglaterra anglo-sajona el día de Año Nuevo era el 25 de diciembre.

Desde que los líderes de la Iglesia Católica falsamente creyeron que Jesús había nacido el 25 de diciembre, ellos supusieron que su madre María lo había concebido el 25 de marzo, es decir, nueve meses antes. Por lo tanto, el 25 de marzo fue identificado como el día de la "Anunciación a la Virgen María", en el que se conmemoraba la ocasión cuando el Arcángel Gabriel se le apareció a la joven doncella judía y le anunció que ella iba a ser la madre de Jesús. Pero la gente no sólo se conformó con establecer el 25 de marzo como la fecha del inicio de la vida terrenal de Cristo, sino aun más, establecieron que era el inicio de todo, de la creación misma. Fue así como desde el siglo XII hasta la reforma del calendario en 1752, el 25 de marzo fue identificado como el día del Año Nuevo.

Como ha podido darse cuenta, claramente la historia de las vísperas del Año Nuevo y el Día del Año Nuevo habla por si misma de como se originó en la mente de los hombres --adoradores de ídolos paganos-- y como lentamente se desarrolló durante los siglos.

Dios no transige con las costumbres y tradiciones paganas
El Dios Todopoderoso no acostumbra pactar en ninguna forma con lo que repugna, como son las costumbres de los pueblos, aún si esto se hiciera en su honor: Reuniones de Gratitud y Alabanza de Fin de Año. Advierta la severa advertencia que Dios hizo a Israel cuando conquistó las naciones paganas de la tierra prometida: "Guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así al Eterno tu Dios; porque toda cosa abominable que el Eterno aborrece, hicieron ellos a sus dioses" (Deuteronomio 12.30-31).

¿Cuáles son las costumbres que Dios aborrece y condena en Deuteronomio? ¿Cuáles son esos ritos paganos que le son una abominación? Estos ritos y costumbres practicados en la antigua Canaán y Siria incluían los festivales del Año Nuevo. Los griegos aprendieron de los cananeos los mismos ritos.

El dios griego del vino
Theodore H. Gaster escribe en relación con el conocido «nene del Año Nuevo:» : "En efecto el nene que representa el Año Nuevo es mucho más viejo de lo que parece. En la antigua Grecia, durante el gran festival de Dionisio se hacía desfilar un bebé acunado en una cesta. Esto era símbolo del renacimiento anual (o periódico) de ese dios como el espíritu de la fertilidad".

¿Quién era este Dionisio? ¡Nada menos que Baco — el dios del vino! En su honor los griegos celebraban un festival llamado "El Festival del Lagar" que ocurría durante la época que corresponde a nuestros meses de Enero-Febrero.

Hoy en día se consumen más bebidas alcohólicas durante la "temporada navideña y de Año Nuevo" que en ninguna otra época del año. El Año Nuevo es notorio por sus festines licenciosos, desenfrenados, y perversos. La gente es engañada por los espíritus de las impúdicas fiestas paganas —que en su mayoría emanan de las botellas de licor — mientras que todo lleva el membrete de "cristiano".

Cronos, dios del tiempo
Otro símbolo de las celebraciones del Año Nuevo igualmente pagano es la familiar figura del anciano de blanca cabellera empuñando una guadaña. ¿Qué representa este anciano? Representa al antiguo dios griego Cronos. Es del término "cronos" de donde deriva nuestro vocablo "tiempo".

Entre los dioses griegos, Cronos originalmente perpetró innumerables sacrificios humanos con su tajante guadaña. "El segador silencioso antiguamente 'segaba' vidas de infantes en horribles episodios de canibalismo mítico Este rito griego de sacrificios humanos fue adoptado por la antigua Roma, donde los sacrificios humanos se practicaron por lo menos hasta el año 300 de la era cristiana".

¡Con cuánta razón el Todopoderoso nos advierte que la celebración del Año Nuevo es una abominación para Él! (Deuteronomio 12.29-31).

Aunque parezca extraño, el mundo que profesa ser cristiano alaba y practica las costumbres y días de origen pagano — disimulándolas con nombres de tonalidades «cristianas». Puede ser que usted, también, haya aceptado estas vanas tradiciones de hombres, sin jamás darse cuenta de que son totalmente paganas.

"En vano me honran", dijo Jesucristo, "enseñando como doctrinas los mandamientos de hombres". Jesús dijo que es posible adorar a Dios — venerar el nombre de Cristo — y sin embargo hacerlo todo en vano.

"... Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición", continuó Jesús, "... invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis trasmitido" (Marcos 7.7, 9, 13).

Muchos hoy en día aceptan y reconocen el origen pagano de estos festivales. Pero obstinadamente se niegan a dejar de observarlos. ¡Dios es el Juez de ellos! ¡No cometa usted esta equivocación!

¿Cuándo empieza el año en el calendario de Dios?
Recuerde que Dios Todopoderoso es el Creador del Universo. Él puso los cuerpos celestes en sus respectivos cursos desde la Creación, y mediante su "reloj magistral" se determina el tiempo.

La rotación de la tierra regula lo largo de un día — las fases lunares indican la longitud de un mes. Y la órbita de la tierra alrededor del sol dicta lo largo de un año.

Solamente Dios tiene autoridad para fijar la fecha del principio del año.

El año del calendario sagrado de Dios empieza en la primavera — no a mediados del frío invierno. Tome nota de lo que dice Éxodo 12.1-2: "Habló el Eterno a Moisés y Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año".

El primer mes del calendario sagrado de Dios es llamado en la Biblia Abib. Más tarde los judíos le nombraron Nisán — término de origen babilónico.

Fue en el mes de Abib o Nisán (ambos sig. primavera) que Israel se libró de la cautividad egipcia bajo el liderazgo de Moisés (Éxodo 34.18). El mes hebreo Abib abarca parte de los meses Marzo-Abril del calendario romano que está en uso hoy en día.

La Biblia habla de un gran sistema religioso falso que "pensará cambiar los tiempos y la ley" (Daniel 7.25). Dicho sistema deliberadamente ha pensado cambiar el principio del año calendado por el Omnipotente. Pero el hombre no tiene autoridad alguna para cambiar el "reloj magistral" de Dios.

Sin embargo, Satanás astutamente ha engañado al mundo para hacerle creer que el año empieza el primero de enero.

Finalmente, a pesar de que el calendario de Dios empieza en marzo-abril aproximadamente, no hay indicación alguna en la Biblia para conmemorar su inicio.

El paganismo moderno va a ser castigado
¿Cree usted que Dios ha cambiado de opinión y ahora sí piensa transigir con el paganismo?

"Porque yo el Eterno no cambio". Advierte el Omnipotente en Mala-quías 3.6. Y este mismo recordativo es repetido en Hebreos 13.8.

Dios le advirtió a Israel: "Y a vosotros, oh casa de Israel, así ha dicho el Eterno el Señor: Andad cada uno tras sus ídolos y servidles, si es que a mí no me obedecéis; pero no profanéis más mi santo nombre con vuestras ofrendas y con vuestros ídolos" (Ezequiel 20.39).

De la misma manera Dios nos dice a nosotros: "Sed paganos si así lo queréis, pero dejad de llamarle 'cristianos' a vuestros ritos y costumbres".

En Oseas 2.13 Dios continúa advirtiendo a Israel sobre los festivales paganos con estas palabras: "Y la castigaré por los días en que incensaba a los baales...".

El mismo castigo le espera a cualquier nación que hoy en día abandone la ley de Dios revelada en la Santa Biblia, y se vuelva a las costumbres de las naciones paganas — observando días de adoración pagana.

¿Será de consecuencias graves para usted el continuar observando costumbres paganas — como el Año Nuevo? ¡Sí, ciertamente! Dios así lo dice.

Lo que usted debe hacer
El Dios Todopoderoso profetiza el final de la religión babilónica: "Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. 2Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. 3Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. 4Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas" (Apocalipsis 18.1-4).

La celebración del Año Nuevo es muy antigua, y sigue siendo practicada hoy en día por casi todos los pueblos sobre la faz de la tierra. ¡Satanás el Diablo en verdad ha engañado al mundo entero! : "Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero..." (Apocalipsis 12.9).

Pero el Dios Todopoderoso ha enviado a su Iglesia con la comisión de exhortar al mundo — - clamar a voz en cuello sin detenerse y mostrar la rebelión y el pecado (lsaías 58.1). El castigo no será detenido eternamente.

¡Qué Dios le ayude a ATENDER SU AMONESTACIÓN, y a abandonar las prácticas paganas de este mundo!
Tomado de:
Congregaciones unidas de la Iglesia de Dios 7 día.




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Hector cosme( Hectorcosme1978hotmail.com ), 01-01-2014, 02:36 (UTC):
Que bueno que todavía hay iglesias que respetan la ley de Dios.

Comentado por dina ordoñez( dinaordonez49gmail.com ), 31-12-2013, 23:04 (UTC):
Bendiciones q bonito articulo, gracias por compartirlo de tremenda bendición

Comentado por Luis Sención( elsumiso2010hotmail.com ), 30-12-2013, 16:56 (UTC):
Shalóm. El tema está interesante, me sorprendo ver este tema en una página cristiana ya que la mayor parte del cristianismo festeja el año nuevo romano. Ahora me doy cuenta que existen algunos hermanos que no lo hacen, sin dejar de mencionar a los testigos de Jehová. En algo no estoy de acuerdo, y es donde dice:"Finalmente, a pesar de que el calendario de Dios empieza en marzo-abril aproximadamente, no hay indicación alguna en la Biblia para conmemorar su inicio". Debo decirle que eso no es así.

Comentado por marisa iñiguez( norima-hotmail.com.ar ), 31-12-2012, 22:13 (UTC):
estoy de acuerdo con esto, nosotros somos una congregacion cristiana y tampoco celebramos navidad ni cumpleaños y nos dicen locos pero por el Señor JESUS todo vale la pena



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:



Ejemplar testimonio del buen uso del Velo para Orar; anciana de buen testimonio, que alegra la vista de quienes vemos en ella el deseo de hacer las cosas como a Dios le agrada, el blanco de su velo significa PUREZA como puro debería ser el corazón de quienes amamos de verdad a Dios.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=