Las Vegas Too

Pages

Iglesia de Dios del Séptimo Día, El Paraiso, Honduras

Mundanalidad

Artículo 18.- Mundanalidad

Lo que la Iglesia de Dios cree y todo miembro de la misma debe proclamar referente a la Mundanalidad, es que:

a) Dios condena la mundanalidad, que incluye: Lujuria de la carne, lujuria de los ojos y el orgullo de la vida.

b) Por tanto, el cristiano no debe buscar las cosas mundanales.

c) El cristiano debe llevar una vida ejemplar ante los incrédulos y creyentes.

La mundanalidad condenada por Dios

Por la mundanalidad debemos entender “la desmedida atención que el hombre presta a las cosas del mundo, diversiones, placeres y vicios”.

En las Santas Escrituras encontramos la siguiente aseveración: “… ¿no sabéis que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Cualquiera pues que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Santiago 4:4).

Con especialidad la palabra de Dios se refiere a la lujuria o concupiscencia de la carne y de los ojos, así como a la soberbia de la vida: “porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne y la concupiscencia de los ojos y la soberbia de la vida, no es del Padre, más es del mundo” (I Juan 2:16). Amonestándonos en contra de la concupiscencia (deseo inmoderado de los bienes terrenos y los goces sensuales)lo que tiene su equivalencia con la “Lujuria”, apetito desordenado de los deleites carnales. Por “soberbia de la vida” entendemos que se refiere al orgullo desmedido (falta de humildad), como sentirse superior a otros, ser preferido a otros, magnificencia, suntuosidad o pompa.

Amonestación a no buscar las cosas de la carne

El apóstol Pedro aconseja: “Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma” (I Pedro 2:11).

La razón del porqué el cristiano debe abstenerse de las cosas mundanales (tales como: lecturas inmorales, tabernas, juego de azar, salones de baile y bailes particulares, centros nocturnos, diversiones insanas, obras de teatro y películas obscenas) es porque ahora en Cristo Jesús es llamado a ser una nueva criatura, a una nueva vida para gloria del Creador; y es menester que se ubique en el lugar al que ha sido trasladado. Pablo dice: “Que nos ha librado de la potestad de las tinieblas y trasladado al reino de su Amado Hijo” (Colosenses 1:13). Viviendo en el mundo, pero sin practicar la mundanalidad.

Responsabilidad de llevar una vida ejemplar

El cristiano tiene la responsabilidad de llevar una vida ejemplar delante de los incrédulos y de los creyentes.

Delante de los incrédulos para que el nombre de Dios no sea blasfemado; porque al obrar pecaminosamente delante de los hombres, seremos acremente criticados por vivir desordenadamente: “Porque el nombre de Dios es blasfemado por causa de vosotros entre los gentiles…” (Romanos 2:14).

Delante de los creyentes, para que con nuestro ejemplo sean impulsados a la superación espiritual:“Ninguno tenga en poco tu juventud; pero sé ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en caridad, en espíritu, en fe, en limpieza” (I Timoteo 4:12).

Regresar al índice.

Tomado de http://www.iglesia7d.org.mx  por observar los mismos puntos de fe.







Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:



Ejemplar testimonio del buen uso del Velo para Orar; anciana de buen testimonio, que alegra la vista de quienes vemos en ella el deseo de hacer las cosas como a Dios le agrada, el blanco de su velo significa PUREZA como puro debería ser el corazón de quienes amamos de verdad a Dios.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=