Las Vegas Too

Pages

Iglesia de Dios del Séptimo Día, El Paraiso, Honduras

Promesas de Dios a Abraham

PROMESAS DE DIOS A ABRAHAM

Se incluye el cielo?   (Predicado en la Radio junio y julio 2013)

El propósito del estudio a iniciar en este día,  es el de reflexionar  en lo que se basa el reino de Dios, de acuerdo a las promesas hechas al hombre a través de Abraham. Hay personas que han dicho que el reino de Dios es la iglesia (¿Cuál de ellas?). pues será aquella que abrace las promesas hechas al padre de la fe.  Otros dicen que el reino de Dios está en nuestro corazón. Estas ideas le van a parecer  absurdas cuando usted entienda en lo que verdaderamente está basado el reino de Dios.

Quien era Abran?:

Acontecimientos importantes.

*- Nació en Ur, ciudad caldea. donde vivió con su padre y sus hermanos, Nacor y Harán, y donde se casó con Sarai.

*-Significado: (Abram) "el Padre es exaltado".

*-Abram era el nombre primitivo de Abraham ("padre de multitudes", Gn. 17:5)

*- El fundador y padre de Israel, así como de los ismaelitas y de algunas tribus árabes.

*-Hombre de Ejemplo extraordinario de fe, fue apodado "el amigo de Dios"  

*-Su vida es narrada en el Génesis (desde el cp. 11 al Cap. 26 incluyendo su descendencia. 

*-Se menciona en el libro de Hechos, capítulo 7:2-8. “Y él dijo: Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Harán,

3

y le dijo: Sal de tu tierra y de tu parentela, y ven a la tierra que yo te mostraré.

4

Entonces salió de la tierra de los caldeos y habitó en Harán; y de allí, muerto su padre, Dios le trasladó a esta tierra, en la cual vosotros habitáis ahora.

5

Y no le dio herencia en ella, ni aun para asentar un pie; pero le prometió que se la daría en posesión, y a su descendencia después de él, cuando él aún no tenía hijo.

6

Y le dijo Dios así: Que su descendencia sería extranjera en tierra ajena, y que los reducirían a servidumbre y los maltratarían, por cuatrocientos años.

7

Mas yo juzgaré, dijo Dios, a la nación de la cual serán siervos; y después de esto saldrán y me servirán en este lugar.

 

*- Fue descendiente de Sem e hijo carnal de Taré.

 *-Tuvo dos hijos, Isaac (con Sara) e Ismael (con la sierva de Sara), que dieron origen su numerosa descendencia (Gn. 25:11-19).

*-También, Abraham, después de la muerte de Sara, tomó por esposa a Cetura con quien tuvo seis hijos.

*- Llamado por Dios, abandonó a su parentela idólatra (Jos- 24:2) “Y dijo Josué a todo el pueblo: Así dice Jehová, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor; y servían a dioses extraños.

*- A la edad de 75 años se fue a Canaán con su esposa y Lot, pasando por Siquem y Bethel (Gn. 12:1-9).

*-Obligado por el hambre, fue a Egipto, donde hizo pasar a Sarai por hermana suya.

*-Volvió enriquecido a Canaán y con espíritu generoso dio a Lot el fértil valle del bajo Jordán.

*-Al volver de rescatar a Lot de manos del rey elamita (Gn. 14:1-6), Melquisedec, sacerdote rey, le salió al encuentro y le dio su bendición (Gn. 14: 17.24).

*- A pesar de haberle sido prometido un hijo (Gn. 15;4), cuando tenía 86 años, Abraham tomó a la esclava Agar y de ella nació Ismael (Gn. 16).

*-Trece años después Dios reconfirmó su pacto con él: estableció la circuncisión como señal y a Abram le puso por nombre "Abraham" (Gn. 17).

1- “Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.

2

Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera.

3

Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo:

4

He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes.

5

Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.

*-Allí nació lsaac, cuando Abraham tenía 100 años de edad.

*-Después de veinticinco años, Dios probó la fe de Abraham ordenándole que sacrificara a Isaac, su hijo y heredero de la promesa (Gn. 22). Doce años después Sara murió y fue enterrada en Hebrón. 

*-El puesto que Abraham ocupa en la historia bíblica es único. Jehová se reveló a Moisés como "el Díos de Abraham", y esta expresión se usa en las Escrituras desde Isaac en adelante. En el Nuevo Testamento es antecesor reverenciado de Israel (Hch. 13: 26), Varones hermanos, hijos del linaje de Abraham, y los que entre vosotros teméis a Dios, a vosotros es enviada la palabra de esta salvación.

*- Todo lo que Abraham recibió por la elección divina lo hereda su simiente: la promesa (Ro. 4:12-13) Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia;  y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.

*-También por medio de El se recibe  bendición (Gá. 3:14), “para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.  

La misericordia (Lc. 1:54), el juramento (Lc. 1:73) y el pacto (Hch. 3:25)

Abraham depositó su fe en un solo Dios (en contraste con el politeísmo de sus antecesores, Jos. 24:2),un Dios  creador de los cielos y la tierra y se distinguió por ser amigo de Dios. (Stg. 2: 23) “Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

*- Su fe se demuestra por la obediencia al mandato divino de: sacrificar a su único hijo, confiando que Dios podía incluso levantarlo de los muertos

*-Mostró valor ante sus enemigos (Gil. 14:15), pero cobardía al anteponer la seguridad de su propia vida al honor de su esposa (Gn. 12:11-13; 20:2-11).

Las 8 promesas proféticas

Génesis 12:1-3 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.  Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”.

1) Hare de ti una nación grande

2) Te bendecire

3) Engrandecere tu nombre,

4) Serás bendición

5) Bendeciré a los que te bendigan

6) Y al que te maldiga maldicere

7) Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra

8) Heredero del mundo.

Romanos 4:13-17. “Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe. Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa. Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.

Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros  (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen.

 Nosotros tenemos las mismas promesas que tuvo Abraham, la de heredar el mundo, tal como está escrito:

Preste atención especial a las palabras claves como “promesa” y “herencia.”

Promesa: Expresión de la voluntad de dar a alguien o hacer por él algo.

Herencia: La que está pendiente de adjudicación a los herederos.

El concepto empieza con las promesas que Dios le hizo a Abraham en Génesis 12:3 que ya leímos  anteriormente.

Pero como buen prometedor reafirma su promesa, y esto lo leemos en Génesis 13:14-15 Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre”.

Génesis 17:7-8. “Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos”.

Estas promesas también fueron hechas a Isaac   y a Jacob (Génesis 28:14) Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente.

Los cuales son el hijo y el nieto de Abraham. Estos tres también son conocidos como los patriarcas.

La promesa  Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. 

Esto es una referencia al Mesías (Jesús). Dios le prometió a Abraham que a través de su descendencia vendría alguien por el cual el mundo sería bendecido (salvo). Hechos 3:25-26:

“Vosotros sois los hijos de los profetas, y del pacto que Dios hizo con nuestros padres, diciendo a Abraham: En tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra. A vosotros primeramente, Dios habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que os bendijese.”

Esta Promesa,  tiene que ver con la tierra. Las familias que serán bendecidas son las familias de la tierra. Y es en la tierra que las familias serán bendecidas. Dios específicamente le promete a Abraham la tierra (o nación, como se le refiere en algunos casos) como su herencia.

El Mesías vino a confirmar y a proclamar las promesas hechas a Abraham, Isaac y a Jacob. Esta es la razón por la cual Jesús vino. Como consecuencia de su muerte nuestros pecados son perdonados (somos bendecidos), y a través de su gobierno como nuestro rey en la tierra (La segunda venida de Jesús), Abraham y sus descendientes (los resucitados en Cristo) heredarán la tierra como su heredad perpetua.

Romanos 15:8: “Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para CONFIRMAR las promesas hechas a los padres.” 

¿Qué promesa? Que Abraham y sus descendientes serían herederos del mundo.

Romanos 4:13: “Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la PROMESA de que sería HEREDERO DEL MUNDO, sino por la justicia de la fe.”

¿Qué vino a proclamar Jesús? El reino de Dios en la tierra.

Lucas 4:43: “Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.”

Como pueden ver, Jesús vino a confirmar las promesas que Dios hizo a Abraham y a proclamar el reino de Dios, Jesús está proclamando lo que vino a confirmar.  

1 Corintios 6:9: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?” 

A Abraham se le prometió que él heredaría el mundo. En el versículo anterior  dice que los injustos no heredarán el reino de Dios. La palabra clave es “heredar.” Heredar el reino de Dios es heredar el mundo. El reino de Dios es el mundo bajo el gobierno de Dios a través de Su Mesías, Jesús. 

El reino de Dios = Las promesas que Dios le hizo a los patriarcas.

Entrada al reino de Dios es la meta cristiana. Este es el galardón que Dios le ha prometido a los seguidores de Cristo. Gálatas 3:29:

“Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.” 

¿Que promesa? Que Abraham y su descendencia serían herederos del mundo.

Romanos 4:13: “Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.”

Se supone que nosotros heredaremos el mundo junto a Abraham. Por nuestra fe en Cristo estamos considerados descendientes de Abraham y herederos de la misma promesa. Con Cristo como nuestro rey, reinaremos en la tierra. Apocalipsis 20:4 dice:

“Y vivieron y reinaron con Cristo por mil años.”

¿Dónde reinaremos con Cristo? Apocalipsis 5:10 nos dice la respuesta:

“Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.”

Lucas 20:35: “Mas los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos.”

Juan 11:23-24: “ Jesús le dijo: ‘Tu hermano resucitará.’ Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.” 

Muchas son las promesas que Dios  dio a Abraham y que también las confirmo en su tiempo, otras pues se confirmaron después a través de Jesucristo y se seguirán conformando en el tiempo venidero, dentro de todas esas promesas solamente una de ellas es de entendimiento controversial, controversial por el simple hecho de que como hombres, hemos desechado la  legitimidad de Dios en sus promesas, Dios ofreció a Abraham la Tierra y en consecuencia a todos sus descendientes.

Las preguntas que saldrían a relucir serian alguna como estas;

1.      Cual será la recompensa de los justos que pertenecen a la simiente de Abraham?

2.      Donde vivirán los que lleguen a tener vida eterna en el nombre de Jesucristo?

3.      Llegara el hombre a  gozar de la mismas promesas de Abraham o son otras las promesas según las Sagradas escrituras?

4.      A quien pertenecen las alturas de los cielos?

Muchas personas predican, no solamente  sobre las promesas de Abraham, muchos repiten lo que han escuchado y agregan promesas  que no se dicen en las Sagradas Escrituras.

A usted y a mi y a los que aun no han nacido se nos han dado promesas y esas promesas serán concedidas de acuerdo a lo prometido al padre de la fe.

Vamos a hacer un recorrido bíblico he iniciaremos  por lo primero. 1 Co 15:39-40

No toda carne es la misma carne, sino que una es la de los hombres, otra la de las bestias, otra la de las aves y otra la de los peces.  Hay, asimismo, cuerpos celestiales y cuerpos terrestres, pero la gloria del celestial es una, y la del terrestre es otra.

 La teoría para muchos es que Dios a prometido el cielo, como pago a los buenos, justos, píos o rectos; es decir  a aquellos que hayan vivido conforme a su voluntad o que reúnan los requisitos de muchos hombres que creyeron al Señor y uno de estos hombres es nuestro padre de la fe, el dilema es que si en Abraham están las promesas, Dios nunca le prometió el cielo, ni a él ni a ningún hombre.

1.       Entonces de donde nace la creencia en tal pretensión? Nace de las ideas humanas. Génesis 11:1-4 “Toda la tierra hablaba la misma lengua y las mismas palabras.

Según iban hacia el oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: "Vamos, fabriquemos ladrillos y cozámoslos bien." Y usaron ladrillo en lugar de piedra y asfalto en lugar de mezcla.  Luego dijeron: "Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta los cielos, y hagámonos un nombre famoso , para que no seamos dispersados sobre la superficie de toda la tierra."

 Como hombres llegamos a tener tal idea de tener por herencia el cielo? Mateo 5:34 “Pero yo os digo:  No juréis en ninguna manera;  ni por el cielo,  porque es el trono de Dios; ni por la tierra,  porque es el estrado de sus pies;  ni por Jerusalén,  porque es la ciudad del gran Rey.

 

Si se cree y se piensa que es una promesa de Dios, ¿dónde lo dicen las Sagradas escrituras? En cambio la promesa se repite en vos de Jesús Mateo 5:5 “Bienaventurados los mansos,  porque ellos recibirán la tierra por heredad”.

 Hay bases Bíblicas para dar crédito a tal promesa? Mas sin embargo la Biblia nos habla lo contrario 1 Ti 6:16 “Es el único inmortal, que vive en una luz a la que nadie puede acercarse. Ningún hombre lo ha visto ni lo puede ver. ¡A él pertenecen para siempre el honor y el poder! Amén”. Versión DHH

 Es razonable aspirar a vivir en los Cielos, un año, tres años, siete o mil años? Ningún reino se establecerá en el cielo por que ese reino ya está entre nosotros.

Mateo 3:1-3 “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo:  Arrepentíos,  porque el reino de los cielos se ha acercado. Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías,  cuando dijo:  par Voz del que clama en el desierto: 

 Preparad el camino del Señor,   Enderezad sus sendas”.

 La situación no nada mas es esta, las sagradas escrituras son riqueza espiritual en el desvanecimiento de la pretensión de pensar que cunado morimos unos van al cielo y otros al infierno, todos iremos al infierno que traducido es el sepulcro, pero nadie absolutamente nadie ira al Cielo, esa dicha es de quien habiendo descendido de haya, se encuentra al lado de su Padre. Nuestro Salvador Juan 3:13 Nadie subió al cielo,  sino el que descendió del cielo;  el Hijo del Hombre,  que está en el cielo”.

 La idea del hombre de ascender al cielo, ya lo vimos, es desde mucho tiempo atrás (torre de babel), también vimos ya que una es la gloria de los cuerpos celestiales y otra es la de los terrenales. Si esta escrito dentro del sagrado volumen bíblico, es porque lo que es celestial permanecerá como celestial y lo que es terrenal permanecerá como tal.

 Al estudiar la biblia, encontramos que las promesas no fueron hechas a nadie más que a Abraham, pero vemos sucesos por los cuales muchas personas creen y predican que es necesario que Jesús venga y rapte a quien es la iglesia para que ocurra la desolación en nuestra tierra, estas enseñanzas desmerecen el poder de Dios, si bien en su pleno amor para Dios no es imposible llevarnos a vivir a su lado, El mismo mando a que por medio de su Hijo nos hiciera del material que corresponde a nuestra materia; El polvo, entonces surge la pregunta; ¿Por qué no fuimos hechos de materia celestial como los ángeles? Y claramente del polvo somos al polvo retornaremos; Génesis 3:19.  Respecto a los acontecimientos próximos de la venida del Señor ya tenemos la promesa de Él y se registra en Isaías 26:20-21 Anda,  pueblo mío,  entra en tus aposentos,  cierra tras ti tus puertas;  escóndete un poquito,  por un momento,  en tanto que pasa la indignación.  Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él;  y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella,  y no encubrirá ya más a sus muertos.

 

Si usted analiza la cita bíblica anterior, sabrá que todo esto ocurrirá aquí en la tierra, a si es que la teoría de que el hombre estará raptado en un lugar fuera de este planeta es una enseñanza incorrecta, así lo declara la cita “castigara al morador de la tierra por su maldad, y a usted y a todos lo que hagan su voluntad les permitirá un escondite un refugio.

 Otros mencionan y dicen, es que la tierra será consumida por el fuego, totalmente cierto, pero también lo cera el cielo, es a saber cuál de ellos.

 

 ya conocemos de un suceso que afecto Toda la tierra y que hubo una salida para quienes fueron obedientes; el gran diluvio.

 

Sin dudar en nada a lo que Dios le dijo, Abraham tomo sus cosas y se marchó sin saber a dónde iría,

 Existen otros sucesos con los cuales podemos magnificar las promesas de Dios a  los hombres, promesas que  tienen raíz en la fe de aquel que fue probado al extremo. Cuando su pueblo caminaba en aquel éxodo por el desierto, jamás nunca fueron llevados al cielo, y esto lo mencionamos porque todo lo sucedido a aquellos  es enseñanza de lo que hoy somos como personas espirituales, el Señor siempre les guio a su tierra prometida. 

Daniel 3:19-23Entonces Nabucodonosor se llenó de ira,  y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac,  Mesac y Abed-nego,  y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado.  Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército,  que atasen a Sadrac,  Mesac y Abed-nego,  para echarlos en el horno de fuego ardiendo. Entonces estos varones fueron atados con sus mantos,  sus calzas,  sus turbantes y sus vestidos,  y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo.

 Y como la orden del rey era apremiante,  y lo habían calentado mucho,  la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac,  Mesac y Abed-nego.

Y estos tres varones,  Sadrac,  Mesac y Abed-nego,  cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo.

 Lo maravilloso de este episodio es que a aquellos hombres no les paso nada y eso mismo amados hermanos es un ejemplo que nos podría pasar aquí en la tierra, para nada aquellos hombres fueron traspuestos a otro lugar, es cierto que la iglesia será arrebatada, esa iglesia compuesta por hombres que aman la palabra de Dios y que verdaderamente  hacen su voluntad creyendo las promesas de Dios y no las que hacemos los hombres, pero ese arrebatamiento es para  formar parte de ese campamento en oriente de Jerusalen.

 Que es lo que creemos según la palabra de Dios?

Bueno al primer hombre al cual el Señor le hizo muchas promesas fue a Abraham, y en Abraham también nosotros seremos afortunados herederos, si guardamos su fe y no anhelemos cosas que el Dios de amor no le prometió a Él.

Salmos 115:15-16 “Benditos vosotros de Jehová,  Que hizo los cielos y la tierra. Los cielos son los cielos de Jehová; Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres.

Dios ha dado lugar a todas las cosas que existen; y de la basta creación, hace dos grupos según se interpreta en lo que acabamos de leer; la tierra única y exclusivamente para el hombre y los cielos para el Señor.

 

En vista de lo que hemos estado estudiando y en el afán de desvirtuar teorías o enseñanzas que no son las correctas, usted al final determinara si el cielo es una promesa de Dios.

Será acaso que nosotros los hombres queremos tomar lo que no nos pertenece? Isaías 45:18 “ Porque así dijo Jehová,  que creó los cielos;  él es Dios,  el que formó la tierra,  el que la hizo y la compuso;  no la creó en vano,  para que fuese habitada la creó:  Yo soy Jehová,  y no hay otro.

En esta declaración se nos hace ver que Dios formo la tierra y no la creo en vano, sino que la creo para que fuese habitada, este como el único lugar para que habite el hombre, los científicos gastaran esas enormes fortunas para explorar otros planetas pero jamás encontraran vida de ninguna forma fuera de la tierra, entonces la pretensión de irse para el cielo no es la correcta desde el punto de vista bíblico, ni por tres años, siete años ni mucho menos por mil años. El siervo David escribe; Salmos 37:29 “Los justos heredarán la tierra, Y vivirán para siempre sobre ella”. Y esta declaración la repite el Divino Maestro en Mateo 5:5 “Bienaventurados los mansos,  porque ellos recibirán la tierra por heredad”

 

Esta promesa de bienaventuranza para los mansos y los justos tiene su origen en lo prometido a Abraham y a su descendencia, el Rey Salomón de la inspiración divina escribe en Prov. 11:31 Ciertamente el justo será recompensado en la tierra;

 !!Cuánto más el impío y el pecador!  Y Prov. 10:30 “El justo no será removido jamás;

 Pero los impíos no habitarán la tierra.

 El Justo será pagado aquí en la tierra, nadie tendrá que ser llevado a ningún otro lugar que no sea aquí en la tierra, usted mi querido hermano, si muere en Cristo, claro que será levantado de su sepulcro y será llevado a un lugar muy especial, pero aquí en la tierra y si aun esta con vida cuando nuestro Salvador venga y lo encuentre haciendo su voluntad, después de ser transformado será arrebatado, no para un lugar fuera del globo terráqueo, sino para ser llevado al monte de los olivos en frente de lo que es Jerusalén , profecía dada al Profeta Zacarías a través del  Verbo; que lo leeremos un poco despues

Y para que esto se cumpliese, el mismo Señor mando a dos varones con vestiduras blancas a que confirmaran esta profecía; Hechos 1:9-12 “Y habiendo dicho estas cosas,  viéndolo ellos,  fue alzado,  y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.

Act 1:10  Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo,  entre tanto que él se iba,  he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos,  ¿por qué estáis mirando al cielo?  Este mismo Jesús,  que ha sido tomado de vosotros al cielo,  así vendrá como le habéis visto ir al cielo.  Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar,  el cual está cerca de Jerusalén,  camino de un día de reposo.

 

 Nota Estas dos citas se leerán más adelante

 

Pero lo más sorprendente, según las sagradas escrituras y en la inspiración divina al salmista le fue dicho escribir sobre este asunto; Salmos 2:7-8 “Yo publicaré el decreto;

 Jehová me ha dicho:  Mi hijo eres tú;  Yo te engendré hoy.  Pídeme,  y te daré por herencia las naciones,  Y como posesión tuya los confines de la tierra.

 

En la explicación anterior decíamos bíblicamente que una es la gloria de los seres o cuerpos celestiales y otra es la gloria de los seres terrenales.

 

Mis amados hermanos que están escuchando esta meditación, el interés del Todopoderoso y el de quienes les estamos hablando es llevarle a usted bíblicamente que es lo que ofrecio y esta ofreciendo nuestro Eterno Padre celestial en la manifestación de su Hijo Unigenito. Y para aquellos que ofrecen espacios como el cielo y otras promesas, que mediten muy profundamente en esta enseñanza, y analicen a la luz del entendimiento si lo que sus labios ofrecen es en realidad correcto, si en verdad hay bases bíblicas al respecto, ya las sagradas escrituras nos enseñan  tópicos contrarios a la oferta de tener el cielo como promesa, llaamese de un dia, un año, tres, siete o mil años.

 

En el manoseo de la versiones Biblicas (digo manoseos al referirme a las diferentes formas de escribir las escrituras) el mismo hombre ha hecho cambios en el significado de conceptos por ejemplo Ezequiel 36:1-2 en distintas versiones se lee de la siguiente manera:

 

 RV60  “Tú,  hijo de hombre,  profetiza a los montes de Israel,  y di:  Montes de Israel,  oíd palabra de Jehová.  Así ha dicho Jehová el Señor:  Por cuanto el enemigo dijo de vosotros:   ¡Ea!  también las alturas eternas nos han sido dadas por heredad;”

 

Jerusalem 1976 “Y tú, hijo de hombre, profetiza sobre los montes de Israel. Dirás: Montes de Israel, escuchad la palabra de Yahveh.  Así dice el Señor Yahveh: Porque el enemigo ha dicho contra vosotros: «¡Ja, ja, estas alturas eternas han pasado a ser posesión nuestra!”

Septuaguinta  «Y tú, hijo de hombre, profetiza acerca de los montes de Israel; y di a los montes de Israel: «Oíd palabra del Señor: Esto dice el Señor : «Por cuanto ha dicho el enemigo sobre vosotros: «¡Bien! páramos sempiternos, en posesión para nosotros han sido hechos»

 

Pero conceptualmente la versión DHH muy pretenciosamente da a conocer las mismas citas  en un sentido distinto

 

DHH Y tú, hombre, habla en nombre mío a las montañas de Israel, y diles que escuchen mi palabra.  yo, el Señor, digo: Los enemigos de Israel se creen dueños ya de las montañas eternas.

 Amados hermanos la palabra clave  que aparece en la vrs RV60, vrs Jerusalem 1976 y septuaguinta es Alturas eternas, si son eternas pues se referirán a los cielos, porque todo lo demás será definitivamente reformado y aun los cielos permanecerán para siempre después de ser purificado por fuego.

Jesus en su triste partida; triste para aquellos discípulos, les dijo a donde yo voy ustedes no pueden ir;

Juan 8:21-23 “Otra vez les dijo Jesús:  Yo me voy,  y me buscaréis,  pero en vuestro pecado moriréis;  a donde yo voy,  vosotros no podéis venir.

  Decían entonces los judíos:  ¿Acaso se matará a sí mismo,  que dice:  A donde yo voy,  vosotros no podéis venir?

Y les dijo:  Vosotros sois de abajo,  yo soy de arriba;  vosotros sois de este mundo,  yo no soy de este mundo.

En este momento en el cual el Señor Jesús hablaba ya de su muerte, resurrección y posterior ascensión al trono de gloria,  no cree mi amado hermano que  también les hubiera dicho a sus discípulos; ustedes solamente podrán venir cuando se mueran o cuando les sobrevenga grande tribulación, en mi segunda venida vendre a llevarlos al cielo donde yo habito, si esto fuese asi, mis queridos radioescuchas  donde  en las Sagradas escrituras nos dice que Jesús viene por tercera vez a la tierra, pero me dira usted pero Elias y Enoc  (que es un estudio aparte de este) están en el cielo!!  Jesús no nos vino a mentir  en Juan 3:13Nadie subió al cielo,  sino el que descendió del cielo;  el Hijo del Hombre,  que está en el cielo”

Las Sagradas escrituras nos dice que Elías era un Hombre semejante a la naturaleza nuestra y no tendrá más gloria Elías  que el Mismo Mesías que para poder estar al lado de su Padre sufrió muerte para luego resucitar  y alcanzar tan gloriosa victoria, en el caso de Enoc, pues también fue un hombre y Hebreos 9:27 nos dice Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez,  y después de esto el juicio”

Pero de donde nace la idea de tener el cielo como premio, promesa o regalo? Mi queridos hermanos en Cristo Jesús, nosotros como obreros del Señor estamos en la forzada obligación de decirle que el cielo ni es prometido por Dios ni debe ser prometido por nosotros los hombres y decimos que estamos en la forzada obligación, porque si hemos de hablar palabra de Dios, esta tiene que ser tal como se lee y se debería interpretar correctamente, nadie, absolutamente nadie esta autorizado para darle un sentido de interpretación particular a ningún escrito de la Sagradas Escrituras.

Quiza usted sea uno de los que  en su evangelismo le prometa a sus hermanos  cosas que no puede confirmar bíblicamente, quizá su corazón no es el de hacerlo de esa manera, talves usted  fue enseñado asi, quizá no tenga usted la culpa de poner deseos personales en su predicación y esa fe en su salvación le hizo creer de esa manera. A continuación le ofrecemos una detallada interpretación de esas citas bíblicas que a usted le leyeron o que usted mismo lee a otros con una interpretación no correcta.

Vamos a entrar en detalle con esas citas bíblicas que de una manera no correcta se le da una interpretación maliciosa y nuestra intención no es el de convérselo con nuestras palabras, la intención es darle la oportunidad de probar esos espíritus si son de verdad o de mentira, usted determinara  al final  que decidir, creer o no que en las promesas de Abraham está incluido el cielo además de la tierra.

Análisis de  Primera  Cita Bíblica

1.       Juan 14:1-3   “No se turbe vuestro corazón;  creéis en Dios,  creed también en mí.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay;  si así no fuera,  yo os lo hubiera dicho

Y si me fuere y os preparare lugar,  vendré otra vez,  y os tomaré a mí mismo,  para que donde yo estoy,  vosotros también estéis.

 

En un momento muy triste el Maestro sintió que sus discípulos sentimentalmente estaban en turbación,  y a manera de estimularles a que se repusieran en su estado de ánimo en  la parte primera del verso 2, les afirma lo siguiente:

 “En la casa de mi Padre muchas moradas hay” es esta primera parte la que muchos no ponen atención a la afirmación de Jesús, Las moradas ya están. Al continuar con sus palabras les sigue diciendo, si asi no fuere, yo lo os hubiere dicho, voy pues a preparar lugar para vosotros.

el verso 3 aclara en si todo el misterio “si me fuere y os preparare lugar, vendre (su segunda venida en el reino de su padre) y os tomare  mi mismo para que donde yo estoy, vosotros estéis. Pero donde estará el Señor cuando venga en su segunda vez (repetiremos  la cita ya leída)  Hechos 1:9-12 “Y habiendo dicho estas cosas,  viéndolo ellos,  fue alzado,  y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.

Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo,  entre tanto que él se iba,  he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,

los cuales también les dijeron: Varones galileos,  ¿por qué estáis mirando al cielo?  Este mismo Jesús,  que ha sido tomado de vosotros al cielo,  así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar,  el cual está cerca de Jerusalén,  camino de un día de reposo.

  Y esto se confirma con Zacarías 14:4 “Zacarías 14:4 “Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos,  que está en frente de Jerusalén al oriente;  y el monte de los Olivos se partirá por en medio,  hacia el oriente y hacia el occidente,  haciendo un valle muy grande;  y la mitad del monte se apartará hacia el norte,  y la otra mitad hacia el sur.

 

¿Porque Jesús afirmo en el vrs 2 “en la casa de mi Padre muchas moradas hay”?

Porque todo ya está preparado; El mismo lo dijo.

 Mateo 25;34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha:  Venid,  benditos de mi Padre,  heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”  mis amados, estas no son palabras nuestras, son las palabras que salieron de la apacible boca de nuestro Salvador

Lo que Jesús les estaba diciendo a sus discípulos es que en el caso que aquellas moradas o habitaciones no hubiesen estado hechas el les habría dicho, me voy a preparar  sus moradas.  Hermanos míos, Esas habitaciones como lo cita Mateo 25:34,  ya están preparadas para usted y para  quienes estamos en esta cabina de radio, para quienes no nos escuchan y para aquellos que aún no creen  e incluso para aquellos que no han nacido  aun; en el caso de que Jesús las estuviera haciendo o que fue a hacerlas, es mentira que serán ocupadas allá,  en un lugar que solo Dios Sabe, en el tercer cielo o no sabemos dónde, pero que si están eso es seguro; esas habitaciones bajaran a la tierra para ser ocupadas por los santos,  el requisito creer como  está escrito sin quitarle ni ponerle.

Apo 21:2-4 Y yo Juan vi la santa ciudad,  la nueva Jerusalén,  descender del cielo,  de Dios,  dispuesta como una esposa ataviada para su marido.  Y oí una gran voz del cielo que decía:  He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres,  y él morará con ellos;  y ellos serán su pueblo,  y Dios mismo estará con ellos como su Dios”. Esta es la ciudad de la cual les habla Jesús a sus discípulos una habitación no hecha de manos eterna en los cielos. Mis amados hermanos junto a esto también se nos había dicho y muchos lo dicen hoy y lo seguirán diciendo que el Señor vendrá a raptar a su iglesia, lo controversial es que al Señor en su segunda venida todo ojo le vera, el hiso su voluntad y el que no quiso obedecer.. y Donde habla la Biblia de una tercera venida de Jesús.. Apo nos dice que es el Padre que viene, pero no con las manos vacías viene con esas habitaciones celestiales magnificas.

 

Análisis  Segunda Cita Bíblica

 

2 corintios 5:1-2 “1 Porque sabemos que si nuestra morada terrestre,  este tabernáculo,  se deshiciere,  tenemos de Dios un edificio,  una casa no hecha de manos,  eterna,  en los cielos. 2  Y por esto también gemimos,  deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial”   

 Al tomar esta cita de hecho Pablo reconoce y sabe que definitivamente hay una morada eterna en los cielo.

 En primer lugar no menciona el Apóstol que Jesús las está haciendo, además en ningún momento Pablo dice que gime por  subir a donde están esa casa, este siervo del Señor  desea en un tiempo habitar en ese lugar ya que en el que actualmente habita (su cuerpo) tiene características terrenales y este tendrá que cumplir la ley natural de morir en su tiempo.

Las figuras  que el Apostol utiliza son: edificio, casa, habitación etc., solamente esta   señalando el ropaje  de gloria que trae Jesús en su segunda venida y si esta ocupando estas figuras es por que las relaciona directamente con su cuerpo, con su carne. Los que predican con esta cita, que el cielo es una promesa no toman en cuenta el verso 3 que dice: pues así seremos hallados vestidos,  y no desnudos” , con el buen entender el Apostol ni siquiera se imagina; según sus palabras, ascender al cielo, el espera que en cualesquier condición que el este cuando el Señor venga  será glorificado en el lugar en donde se encuentra; en la tierra. ¿Es entonces  correcto decir con esta cita bíblica que el cielo es una promesa, para los justos? Si el siervo del Señor espera ser hallado vestido y no desnudo, significa que estaría preparado para recibir al Señor en las nubes en su regreso, y como lo dice la Biblia formas ese campamento en el oriente de Jerusalén  Apo. 20:7-9   7 “Cuando los mil años se cumplan,  Satanás será suelto de su prisión, 8  y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra,  a Gog y a Magog,  a fin de reunirlos para la batalla;  el número de los cuales es como la arena del mar. 9  Y subieron sobre la anchura de la tierra,  y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada;  y de Dios descendió fuego del cielo,  y los consumió.

 

Tercera Cita Biblica

Filipenses 3:20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos,  de donde también esperamos al Salvador,  al Señor Jesucristo”  RV60 

 

La versión DHH dice “En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, [h] y estamos esperando que del cielo venga el Salvador, el Señor Jesucristo”

¿Porque Pablo está predicando de esta manera?, él en esta cita bíblica vuelve a repetir que hay una casa en  el cielo, pero igual él no está diciéndoles a los de Filipo que irán al cielo a ocuparlas.

Cuando el Apóstol menciona y dice que “estamos esperando  que del cielo  venga el salvador”, el, al igual que todos aquellos que murieron con la fe en esas promesas a Abraham no está diciendo que espera subir a lo alto, en otras palabras el apóstol reafirma que el no será removido del lugar en donde dice esto (la tierra)

 

 El original griego  dice: “donde vivimos ya en el cielo”  si el dueño de la vida,  está en el cielo pues haya tenemos nuestra ciudadanía no en otro lugar y de ninguna manera podemos subir a poseerla, como ya  citamos esa ciudad con sus habitaciones descenderá del cielo para ser poseída por los santos aquí en la tierra y esto se confirma con lo escrito en  I Pedro 1:3-4    3 “Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva,  por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4  para una herencia incorruptible,  incontaminada e inmarcesible,  reservada en los cielos para vosotros” RV60

 

Cuarta Cita Bíblica

I Tes. 4:16-17   16Porque el Señor mismo con voz de mando,  con voz de arcángel,  y con trompeta de Dios,  descenderá del cielo;  y los muertos en Cristo resucitarán primero.  17  Luego nosotros los que vivimos,  los que hayamos quedado,  seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire,  y así estaremos siempre con el Señor.

 La pretensión de nosotros los hombres no tiene límites, y somos nosotros mismos los que le damos otro sentido a lo que esta escrito en las Sagradas Escrituras, gracias al Señor esa parte oscura fue iluminada por nuestro Señor a muchos siervos que ya no estamos predicando esa doctrina extra bíblica; la de ir al cielo.

Todo de lo que espera el Apóstol tiene su presencia en lo que muy sabiamente y a manera de iluminación divina expresa, el nunca menciono de ir al cielo, el espera ver venir y recibir a quien le trae vida eterna, mis amados hermanos nada de lo prometido a los hombres tendrá lugar si Jesús no hace su presencia física entre nosotros;  a Abraham jamás se le prometió lugar igual, Este Apóstol al igual que a  todos los que decimos pertenecer a la simiente de Abraham nos será  dado el galardón  aquí en la tierra.

Acaso lo que escribe Pablo; seremos arrebatados (suspendidos en el aire) en las nubes (esas mismas que le cubrieron en su ascensión al cielo), están más allá de lo que nuestros ojos pueden ver; las nubes?. Muchos hombres han sobrevolado por encima de esas nubes y estas no están más allá de lo que nosotros podemos apreciar, es ingrato el darle una dimensión incorrecta a esta cita bíblica.

El hablar de recibir no es sinónimo de ascender, no solamente Pablo ira a recibir al Maestro iremos quienes resucitemos en aquel día y los que estando vivos sean transformados: y el verbo recibir indica una acción de retorno al lugar de donde se a partido, los muertos y los transformados partirán del suelo de la tierra a las nubes, luego entonces se retornara al lugar de partida la tierra, esto en un lugar muy especial; al monte de los olivos  al oriente de Jerusalén, y mis carísimos hermanos esto es en la tierra. 

Apo. 11:15 “El séptimo ángel tocó la trompeta,  y hubo grandes voces en el cielo,  que decían:  Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo;  y él reinará por los siglos de los siglos”.

Según está escrito en esta cita bíblica de apocalipsis 11:15 es lo que esperaba y predicaba Pablo. Y el mismo Salvador lo expreso de sus labios  en Mateo 24:30-31   30 “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo;  y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra,  y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo,  con poder y gran gloria. 31  Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta,  y juntarán a sus escogidos,  de los cuatro vientos,  desde un extremo del cielo hasta el otro.

 

Evidentemente lo que el Maestro nos deja dicho es que su segunda venida no va ha ser en secreto como muchos acomodan su doctrina;  si han de lamentarse las tribus de la tierra es porque además de ver venir al Señor lo verán sentarse en su trono de poder para empezar  la gobernanza de todo el planeta como único Rey de reyes y Señor de señores.

 

 Sin duda alguna Pablo al decir y escribir esta cita bíblica de I Tes. 4:16-17, se recordaba con placer de lo dicho en la profecía que escribe Zacarías 14:4.

 





Ejemplar testimonio del buen uso del Velo para Orar; anciana de buen testimonio, que alegra la vista de quienes vemos en ella el deseo de hacer las cosas como a Dios le agrada, el blanco de su velo significa PUREZA como puro debería ser el corazón de quienes amamos de verdad a Dios.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=