Las Vegas Too

Pages

Iglesia de Dios del Séptimo Día, El Paraiso, Honduras

Ser cristiano.

¿QUÉ ES SER UN CRISTIANO? 
Agregado el 10/09/11

¿Sabe y entiende usted lo qué es ser un cristiano?

Muchas personas piensan que ser cristiano es:
- Haber nacido y crecido en una familia cristiana
- Ir a una iglesia cristiana
- Bautizarse en una iglesia cristiana
- Decirle “hermanos” a otros
- Tener una Biblia, escuchar y cantar música cristiana
- Asistir a conciertos, congresos, seminarios, etc.
- Sentir que se sale el corazón y llorar en las reuniones  

Pero la realidad es que no por hacer estas cosas se es un “cristiano”.
El término “cristiano” aparece por primera vez en la Biblia en Hechos 11.26: "Y conversaron todo un año allí con la iglesia, y enseñaron á mucha gente; y los discípulos fueron llamados cristianos primeramente en Antioquía".
Por lo que se ve en Hechos 11.26, el término de “cristianos” se les dio a los “seguidores de Cristo”.
Pero ser “cristiano” no es aquel que sigue y observa solamente a Cristo, es algo más.
Ser “cristiano” es ser un “imitador de Cristo”, así lo expresó el apóstol Pablo: “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1ª Corintios 11.1).
¿En qué se debe imitar a Cristo? ¡En todo! En otras palabras, “es vivir como Cristo vivió”. Pero, ¿cómo vivió Cristo? 

Jesús vivió sin pecado
"Porque no tenemos un Pontífice que no se pueda compadecer de nuestras flaquezas; mas tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado" (Hebreos 4.15).
"18 Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro ó plata; 19 Sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación" (1ª Pedro 1.18,19).
"El cual no hizo pecado; ni fue hallado engaño en su boca" (1ª Pedro 2.22). 
Luego entonces, “ser cristiano” es no practicar el pecado, vivir apartado de todo mal, de todo aquello que no nos conviene según Dios: "19 Todo el mundo conoce la conducta de los que obedecen a sus malos deseos: no son fieles en el matrimonio, tienen relaciones sexuales prohibidas, muchos vicios y malos pensamientos. 20 Adoran a dioses falsos, practican la brujería y odian a los demás. Se pelean unos con otros, son celosos y se enojan por todo. Son egoístas, discuten y causan divisiones. 21 Son envidiosos, se emborrachan, y en sus fiestas hacen locuras y muchas cosas malas. Les advierto, como ya lo había hecho antes, que los que hacen esto no formarán parte del reino de Dios" (Gálatas 5.19-21, Biblia TLA).

Jesús oraba sin cesar

"15 Empero tanto más se extendía su fama: y se juntaban muchas gentes á oír y ser sanadas de sus enfermedades. 16 Más Él se apartaba á los desiertos, y oraba" (Lucas 5.15,16).
"Y aconteció en aquellos días, que fue al monte á orar, y pasó la noche orando á Dios" (Lucas 6.12). 
"Y aconteció que estando Él orando en un lugar, como acabó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos á orar, como también Juan enseñó á sus discípulos" (Lucas 11.1). 
La práctica de la oración era algo que continuamente veían en él sus discípulos.
Entonces, ser cristiano es orar continuamente como Jesús lo hacía, para estar en comunicación con el Padre.

Jesús amó sin medida, dándolo todo

"Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su vida por sus amigos" (Juan 15.13).
Pablo hablando del Amor de Cristo nos dice: “Porque ya sabéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor de vosotros se hizo pobre, siendo rico; para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos” (2ª Corintios 8.9).

Jesús ama a su esposa, la iglesia
"Maridos, amad á vuestras mujeres, así como Cristo amó á la iglesia, y se entregó á sí mismo por ella" (Efesios 5.25). 

Jesús nos enseña a amarnos unos a otros
"34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos á otros: como os he amado, que también os améis los unos á los otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros" (Juan 13.34,35).

"Habiendo purificado vuestra almas en la obediencia de la verdad, por el Espíritu, en caridad hermanable sin fingimiento, amaos unos á otros entrañablemente de corazón puro" (1ª Pedro 1.22).

  Ser un cristiano es saber amar, pero amar a la manera de Cristo, dándolo todo en beneficio de los demás.

 Jesús siempre perdonó aún en los momentos más críticos de su vida
Ejemplo de esto lo tenemos cuando ya estaba en la cruz: "Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y partiendo sus vestidos, echaron suertes" (Lucas 23.34).
Pablo teniendo presente el ejemplo de Jesús en cuanto al perdón, recomendó lo siguiente a los hermanos de Colosas: "Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo voso-tros" (Colosenses 3.13, RV60).
Ser cristiano es tener el ánimo y la capacidad de perdonar a los demás.
Jesús siempre estuvo ocupado en los negocios de su Padre, de hecho lo hizo desde muy joven

"Entonces Él les dice: ¿Qué hay? ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me conviene estar?" (Lucas 2.49).
Ser un cristiano es estar siempre involucrado en los negocios del Padre de Jesús, nuestro Padre celestial
Pablo entendió esto, y lo recomendó a todos los cristianos: "Por eso, mis queridos hermanos, manténganse firmes, y nunca dejen de trabajar más y más por el Señor. Y sepan que nada de lo que hacen para Dios es inútil" (1ª Corintios 15.58, BLS).

Jesús vivió sirviendo a los demás

"Como el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos" (Mateo 20.28).
Ser cristiano es vivir para servir a los demás. ¿Tú dedicas tiempo para servir a los demás?

Jesús siempre hizo la voluntad del Padre

"Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, mas la voluntad del que me envió" (Juan 6.38).
Aún en los momentos más críticos de su ministerio, Jesús manifestó esto: "Diciendo: Padre, si quieres, pasa este vaso de mí; empero no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Lucas 22:42).

Ser cristiano es conocer y hacer siempre la voluntad de Dios; el conocimiento pleno de la voluntad divina sólo puede venir mediante una lectura y escudriñamiento constante de la Palabra de Dios.
Jesús fue obediente hasta su muerte

"Como hombre, se humilló a sí mismo y obedeció a Dios hasta la muerte: ¡murió clavado en una cruz!" (Filipenses 2.8, BLS) Ser un cristiano, es ser obediente hasta el último momento de nuestra vida.
CONCLUSION

Ser un “cristiano” es imitar a Cristo, y esto es:
- Vivir sin pecado, no practicar ningún tipo de mal.
- Orar continuamente como Jesús lo hacía, para estar en comunicación con el Padre.
- Amar, pero a la manera de Cristo, dándolo todo en beneficio de los demás.
- Tener el ánimo y la capacidad de perdonar a los demás.
- Estar siempre involucrado en los negocios del Padre de Jesús,  nuestro Padre celestial.
- Vivir para servir a los demás.
- Conocer y hacer siempre la voluntad de Dios.
- Ser obediente hasta el último momento de nuestra vida.

Si ya eres un “cristiano” en toda la extensión de la palabra, bendito sea Nuestro Padre Celestial y su Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Si aún no lo eres, empieza a serlo desde hoy, porque el Señor viene pronto. 

Que esta Palabra permanezca en tu corazón.

Bajo autorización   HNO. OBED GÓMEZ

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:



Ejemplar testimonio del buen uso del Velo para Orar; anciana de buen testimonio, que alegra la vista de quienes vemos en ella el deseo de hacer las cosas como a Dios le agrada, el blanco de su velo significa PUREZA como puro debería ser el corazón de quienes amamos de verdad a Dios.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=