Las Vegas Too

Pages

Iglesia de Dios del Séptimo Día, El Paraiso, Honduras

Afortunados

Afortunados

Ciertamente como una sombra es el hombre; Ciertamente en vano se afana; Amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá. Salmos 39:6.

 

El sabio Salomón a través de su inspiración  resumió que todo lo que existe es vanidad, detalla la Sagrada Escritura  que este hombre;  Salomón hijo de David un rey al igual que su padre, a Dios le pidió sabiduría, Dios le concedió su pedido y le añade riqueza tanta que en su tiempo no había  alguien igual a el, muy sabiamente se registra que  mucha riqueza produce olvido y que la pobreza conduce a tomar lo ajeno. Agur  en sus proverbios recoge ese mismo sentimiento del sabio Salomón; Proverbios 30:7-9 “Dos cosas te he demandado; No me las niegues antes que muera: Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; Mantenme del pan necesario; No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, Y blasfeme el nombre de mi Dios”.

Esa riqueza que describe el verso introductorio de Salmos 39, es la que afanosamente  se busca en esta vida y que además de ser una fortuna, porque si lo es, es la que Dios pone al hombre para conocer su corazón, porque toda riqueza pertenece al que la hizo. Es así entonces que alrededor del planeta existen muchísimos hombres muy “afortunados”, estos ganan miles de dólares por cada segundo que marca el reloj y son incurables en saciarse y no les importa pasar sobre quien sea para  figurar entre los más ostentosos, quizás nosotros mismos participamos en darles esa fama vanidosa; en las redes sociales vistas en internet y revistas  poco merito se le da al amor de Dios para el hombre y tanto inconversos como “cristianos” se apuntan para darle el honor  y valorizar las   hazañas y meritos de hombres y mujeres mortales que sobresalen por las habilidades personales, siendo esas mismas habilidades dones dados por el Creador sobre sus criaturas, los estadios, teatros, y gigantescos escenarios  rugen y dentro del alboroto el cuerpo que Dios hizo para su habitación aparece no dándole gloria al Señor, sino sirviendo propagandísticamente como medio escarnecedor del pecado.

 

“Un hombre sabio, salió a pasear e invito a su alumno, pensaba y manejaba el sabio que el mejor aprendizaje se logra a través de la experiencia, caminando por el lugar, un lugar maravilloso, a lo lejos observo lo que parecía un lugar  pobre; invito a su joven alumno a que se dirigieran hasta aquel lugar, al acercarse a aquel lugar pudieron observar la pobreza de quien parecía ser una familia compuesta por un padre una madre y tres hijos, el hombre mayor con su vestimenta sucia   y desarreglada  al igual que la apariencia pobre de lo que parecía un hogar humilde no dejaba dudas de las dificultades para sobrevivir en aquella localidad; el sabio pregunto a aquel desventurado hombre; ¿Cómo hacen para sobrevivir en estas condiciones? Aquí no hay lugar en donde pueden ser empleados, están lejos de la ciudad y se ven que tienen dificultades; el hombre con una sonrisa responde al sabio; tenemos una baquita, ella nos da leche, una parte de ella la tomamos, otra nos sirve para hacer  cuajada, queso y también algunas veces cambiamos por otros productos algunos litros de leche.

 .- Hasta aquí el relato de esta historia pudiera parecerle a usted que la fortuna de aquel hombre era la posesión de una baquita la cual por medio de su leche suplía las necesidades de aquella familia.-

Al terminar la conversación el hombre sabio y su alumno se despidieron de aquella familia y emprendieron el regreso, parte del camino lo transitaron sin pronunciar palabra alguna, de pronto de los labios del sabio sale una orden para su joven alumno “Regrésate busca la vaquita y arrójala al abismo” con amargura el joven no daba crédito a aquella orden expresa y al ver que su maestro con su silencio repetía una y otra vez la orden, aquel joven fue en busca de la baquita y muy triste vio como la hizo rodar por la ladera del camino hasta caer  en el fondo ya muerta, desde ese día el joven no pudo contener su sentimiento de culpabilidad y al pasar el tiempo decidió regresar y pedir perdón por el acto que había cometido, al llegar al lugar fue más su angustia al pensar que por su culpa aquella familia había tenido que vender  su propiedad, ya la casa era una mansión con sus hermosos jardines, en sus garajes se veían varios vehículos y personas que entraban y salían, al acercarse un poco mas logro preguntarle al hombre que parecía ser el propietario .- cuénteme y la familia que habitaba aquí hacia donde se fueron?.- con una sonrisa de felicidad contesta el hombre.-no, nadie se ha ido de aquí somos aquella misma familia que tu viste hace cuatro años atrás, ocurrió algo muy fantástico en nuestras vidas, te acuerdas de la baquita? Pues cuando ustedes se fueron, aquella misma tarde  la vaquita rodo por el precipicio y murió, nosotros vivíamos esperanzados solamente en ella y no hacíamos nada más, al perderla tuvimos que hacer nuevas cosas y mira hoy-. 

 La fortuna no consiste en los bienes que el hombre posee, ser afortunados es estar bajo la sombra del Omnipotente; Job 7:17-18 nos dice  ¿Qué es el hombre, para que lo engrandezcas, Y para que pongas sobre él tu corazón, Y lo visites todas las mañanas, Y todos los momentos lo pruebes?” en este momento Dios no hace acepción de personas, Él hace llover para buenos y malos, hace salir el sol no importando su condición, esa es la fortuna del hombre, Job en su riqueza no le hacía  falta nada  y teniéndola nunca se olvido de su Creador  y no menospreciaba a su Señor el no tenerla, se preguntaba del porque Dios le permitía sentirse en vida, no había otra fortuna más que sentir que en su respirar contaba con la presencia de su Dios de amor, el salmista David siendo igual al corazón de Dios escribe “Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá”.

Este siervo en la inspiración divina se apropia del don de Dios para con el hombre y nos deja ver lo afortunado que es el hombre sin distingos de ninguna clase, en común los que habitan la tierra; amigo lector, Tú no eres  el fruto de la casualidad a ti te espera la fortuna de ser Hijo del dueño de todas las fortunas, pero la fortuna especialísima preparada para los fieles de la tierra no se compra ni con oro ni con  plata es totalmente gratis, es el don maravilloso del Altísimo, es por eso que con toda autoridad Dios lo lamenta en los escritos bíblicos y reprocha el desprecio del hombre de este galardón; Malaquías 3:13-18 Vuestras palabras contra mí han sido violentas, dice Jehová. Y dijisteis: ¿Qué hemos hablado contra ti? Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos?  Decimos, pues, ahora: Bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon.

Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve”.

 Hoy  pasa lo mismo es fácil  sentir el menosprecio de la palabra fiel y verdadera de hombres que aman sus posesiones y que la pobreza redunda en sus vidas, porque emiten señales de vacío, solamente tienen la vaquita que les proporciona su sustento y no alcanzan a ver lo afortunado que son con tan solo tener el deseo de vivir,  nadie espera morir aunque todos sabemos que somos de la muerte, esa misma vida física se convierte entonces en parte de lo afortunado que usted y su servidor pudiésemos ser, no será en redes sociales ni en la más costosa revista que aparecerá su nombre escrito, la mente del ser Supremo le sede un espacio para hacerlo, y esto se podrá hacer si tememos a su palabra y pensamos en su nombre.

Es muy común oír por la tv o por otros medios  seudocristianos expresar que “ Dios me hablo anoche y me dijo….”  No llegaremos a escuchar por lo pronto en esta vida la Voz de Dios Padre, pero a través de su Santo Hijo, hombres escucharon su mensaje y lo obedecieron y aun hoy él nos habla de  otras maneras. Eliu al tomar la palabra censura  a su amigo Job: Job 33:14-22 Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Pero el hombre no entiende.

Por sueño, en visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho, Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo, Para quitar al hombre de su obra, Y apartar del varón la soberbia. Detendrá su alma del sepulcro, Y su vida de que perezca a espada. También sobre su cama es castigado Con dolor fuerte en todos sus huesos, Que le hace que su vida aborrezca el pan, Y su alma la comida suave. Su carne desfallece, de manera que no se ve, Y sus huesos, que antes no se veían, aparecen. Su alma se acerca al sepulcro Y su vida a los que causan la muerte”.

Divinamente somos afortunados el nos da a escoger entre la vida y la muerte, la desesperación llega al momento que acurren episodios en donde nos espanta sentir el espíritu de muerte que ronda, muchos buscan ayuda y prometen ser fieles y vivir haciendo la voluntad de Dios, aquellas promesas se esfuman y vienen los sueños y visiones nocturnas pero el hombre en su afán muy de mañana corre al baúl de sus recuerdos y pronostica el numero de la lotería.

Hay un último recurso que Dios uso para que fuésemos afortunados, lo sublime, lo pasional e inimaginable sufrimiento  de quien no tuvo culpa alguna, quien  callo su voz, quien bajo su cabeza y se humillo  por nuestro desprecio y por nuestra soberbia, es aquel a quien muchos no creen aun hoy en su anuncio, es aquel que está a la puerta llamándole  en espera de que usted la abra; Isaías 53:1-7 “¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.  Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experi-mentado  en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca”.

Quiere ser usted un(a) afortunado(a)? Mas no despreciando lo que el Señor le da, Dios le habla a través de quien escribe para que pase a formar parte de la gran lista de hombres y mujeres afortunados, ya el dueño de la fortuna  dispuso del mayor esfuerzo, en gran manera por aquel sacrificio de su único Hijo. Aquella vaquita es representativa  de llevar una vida simple, cotidiana y monótona, la vaquita representa  nuestro modo de vivir desesperanzados creyendo que después de muertos todo se acaba, todos somos llamados a hacer rodar nuestras necias costumbres mundanas y paganas que entristecen el deseo del Salvador, al no existir la cumplidora vaquita tendremos que hacer otras cosas que nos haga sentir que la vida terrenal tiene un propósito extremo; posibilitarnos y prepararnos para la vida eterna.

Por obrero: Martir Rodríguez
diciembre  2012





Ejemplar testimonio del buen uso del Velo para Orar; anciana de buen testimonio, que alegra la vista de quienes vemos en ella el deseo de hacer las cosas como a Dios le agrada, el blanco de su velo significa PUREZA como puro debería ser el corazón de quienes amamos de verdad a Dios.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=