Las Vegas Too

Pages

Iglesia de Dios del Séptimo Día, El Paraiso, Honduras

El castigo eterno

El castigo eterno: la aniquilación
de los pecadores 

Lectura (texto base) Apocalipsis 20:11-12 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

Un estudio para comprender que el final de los malvados será la aniquilación y no el eterno tormento

A lo largo de los siglos, la mayoría de las Iglesias y algunos predicadores han enseñado categóricamente la idea de que el infierno consiste en un tormento eterno. Sin embargo; surge una tensión tratando de armonizar dos aspectos fundamentales de la fe cristiana ¿Cómo es posible que el Dios que tanto amo al mundo, que envió a su Hijo Unigénito para salvar a los pecadores, pueda también ser un Dios que tortura a la gente para siempre, por el tiempo sin fin? ¿Cómo puede Dios, ser un Dios de amor y justicia y sin embargo atormentar a los pecadores para siempre en un “infierno ardiente”? ¿no equivaldría a “vida eterna”, solo que en un medio de tortura interminable? ¿Entonces la vida eterna seria para justos y pecadores? ¿Quién confirma tal aseveración? O será que el Señor y los santos nos gozaríamos por el sufrimiento de los impíos, mi amigo son tantas las preguntas reflexivas. Esta paradoja inaceptable ha inducido a eruditos bíblicos a reexaminar la enseñanza bíblica referente al lago de fuego y el castigo final. La cuestión fundamental; ¿el lago de fuego atormenta a los perdidos eternamente o los consume permanentemente?

Veamos que dice la biblia al respecto.

El lago de fuego es el castigo final y la aniquilación para siempre de los malvados Salmo 37: 10Pues aquí a poco no existirá el malo; Observarás su lugar, y no estará allí. “El malo no existirá mas” La creencia en la aniquilación final de los perdidos se basa en cuatro consideraciones bíblicas principales; a) La muerte como castigo

del pecado, b) El vocabulario bíblico sobre la destrucción de los malvados; c) Las implicaciones morales del tormento eterno; y d) Las implicaciones cosmológicas del tormento eterno.

A) La muerte como castigo final del pecado.

1. La aniquilación final de los pecadores se indica por el principio bíblico fundamental de que el castigo final del pecado es la muerte. Ezequiel 18: 4He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.

20El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él. Y Romanos 6: 23Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Compare los extremos subrayados. El castigo del pecado, por supuesto, abarca no solo la primera muerte, que todos experimentaremos como un resultado del pecado de Adán, sino lo que la Biblia lo llama la segunda muerte Apocalipsis 20: 14Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda Apocalipsis 21: 8Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Que es la muerte final, irreversible, experimentada por los pecadores impenitentes.

2. La paga final del pecado Bíblicamente no es el tormento eterno, sino la muerte permanente, la Biblia enseña que la muerte es la cesación de la vida. Es la resurrección lo que hace que la muerte , en vez de ser el fin definitivo de la vida, se convierta en un sueño temporario 1 Corintios 15: 17y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. 18Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. 19Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. Pero no hay resurrección después de la muerte segunda, porque aquellos que la experimenten serán consumidos en “el lago de fuego” (Apocalipsis 20:14). Esa será la aniquilación final. Solo Dios es inmortal y el dará la inmortalidad a los creyentes y cumplidores de su palabra, los no creyentes carecerán de este don.

B) El vocabulario bíblico sobre la destrucción de los impíos.

1. La segunda razón para creer la aniquilación de los perdidos en el juicio final es el amplio vocabulario de destrucción usado en la Biblia para describir el fin de los impíos. Lea los siguientes Salmos que describen la destrucción de los

impíos con imágenes dramáticas: Salmo 1: 3Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.4 No así los malos, Que son como el tamo que arrebata el viento.5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, Ni los pecadores en la congregación de los justos.6 Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá…. Salmo 2: 9 Los quebrantarás con vara de hierro; Como vasija de alfarero los desmenuzarás.10Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; Admitid amonestación, jueces de la tierra. 11 Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor. 12 Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Salmo 11: 1-7, 34: 8-22, 37:2,9- 10,38, 58:6-10, 69:22-28, 145: 17Justo es Jehová en todos sus caminos, Y misericordioso en todas sus obras. 20Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos. Armoniza completamente con la enseñanza del resto de las Escrituras.

2. Los profetas frecuentemente anuncian la destrucción final de los impíos en vista del día del Señor, Isaías 1: 28Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos. Sofonías 1:15Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, 16día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres.17Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol. 18Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra. Oseas 13: 3Por tanto, serán como la niebla de la mañana, y como el rocío de la madrugada que se pasa; como el tamo que la tempestad arroja de la era, y como el humo que sale de la chimenea. Malaquías 4: 1Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. 2Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.

3. El Nuevo Testamento describe el fin de los impíos, con palabras e imágenes que denotan total aniquilación, aquí es Jesús quien hace las comparaciones; Mateo 13: 30Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero. He aquí el inmenso amor de Jesús para con los impíos; dejadlos crecer juntos…., bien hubiese dicho, aparten la cizaña y tírenla y veamos lo que pasa, (la cizaña: el hombre que no teme a Jehová entre usted y yo, quienes somos salvos por la Sangre de Jesús), 40De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. 48y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera. 13Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada. Revise Lucas 13:7; 17:27,29; 20:16; Juan 16: 6El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

Aquellos que apelan a las referencias de Cristo al infierno o al fuego eterno (gehenna) Mateo 5: 22Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. 29Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. 30Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Le sugiero medite en los dos últimos versos, 18: 8Por tanto, si tu mano o tú pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. 9Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego. 23: 15!Ay de vosotros, escribas y nfariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. Prosélito (el que convence o creyente de doctrinas de hombres, al igual que las doctrinas políticas; por eso lo de proselitista) 33¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? Consulte también marcos 9:43-44,46-48. Como lo señala de John Stott, “El fuego en si es calificado como eterno y que no se apaga, pero sería muy raro si lo que es arrojado en él resultara indestructible”. Nuestra expectativa seria precisamente lo opuesto: que sería consumido para siempre, no atormentando para siempre. De ahí que es el humo (evidencia de que el fuego ha hecho su obra) lo que “sube para siempre jamás” (Apocalipsis 14: 11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Ver cap. 19:3. La referencia de Cristo a la gehena no indica que el castigo final es un lugar de tormento sin fin.

C) Las implicaciones éticas del tormento eterno.

1. La noción de que Dios tortura deliberadamente a los pecadores durante las edades sin fin de la eternidad es totalmente incompatible con la revelación bíblica de Dios como un Ser de amor infinito. Un Dios que les impone a sus criaturas una tortura inacabable, no importa cuán pecadores hayan sido, no armoniza con el Padre amante que nos es revelado por Jesucristo. La justicia divina jamás podría demandar para pecados finitos la penalidad infinita del dolor eterno. ¿Cómo se califica al juicio de Dios en las

Escrituras? Observe Génesis 18: 25 Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?. Salmos 89: 14 , Apocalipsis 20: 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

D) Las implicaciones universales del tormento eterno.

1. El tormento eterno presupone un dualismo universal eterno; el Reino de gloria y el infierno de fuego, la felicidad y el dolor, el bien y el mal, los cuales continuarían existiendo para siempre uno al lado del otro. Es imposible reconciliar este punto de vista con visión profética del nuevo mundo. Vea como describe Juan el nuevo tiempo: Apocalipsis 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. ¿Cómo podrían olvidarse el llanto y el dolor si la agonía y la angustia de los perdidos fuesen características permanentes del nuevo orden?

2. La presencia de incontables millones de pecadores sufriendo tormentos permanentes aunque esto ocurriera muy lejos de los salvos solo podría servir para destruir la paz y la felicidad del nuevo mundo. La nueva creación seria defectuosa desde el mismo comienzo puesto que los pecadores permanecerían como una realidad eterna en el universo de Dios.

3. Aplicación.

1. Memorice estos argumentos para explicar el concepto del juicio eterno.

2. Pida a Dios que nos sensibilice para anunciar la salvación a todos los que están en nuestro alrededor y que aun no han creído.

3. El juicio le pertenece a Dios, no será según la comprensión personal o deseos de los hombres. No nos corresponde a nosotros condenar, dejemos a Dios Ser Dios.

 

Conclusión:

El propósito del plan de salvación es finalmente erradicar de este mundo la presencia del pecado y de los pecadores. Solo si los pecadores, Satanás y la muerte son por último consumidos en el lago de fuego y extinguidos mediante la segunda muerte podremos verdaderamente decir que la misión redentora de

Cristo se ha cumplido. El tormento eterno proyectaría una sombra oscura permanente sobre la nueva creación.


Tomado de Escuela Sabática
Apuntes personales. Martir Rodríguez

 

 







Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:



Ejemplar testimonio del buen uso del Velo para Orar; anciana de buen testimonio, que alegra la vista de quienes vemos en ella el deseo de hacer las cosas como a Dios le agrada, el blanco de su velo significa PUREZA como puro debería ser el corazón de quienes amamos de verdad a Dios.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=